Fundado en 1940 y con afiliación a la AFA recién en 1947, el Club Social y Deportivo Flandria debe sus colores a la tierra natal del impulsor de la algodonera que se radicó en la localidad bonaerense de Jáuregui, el belga Julio Steverlynck. Flandes, la región donde nació el empresario, tiene en el amarillo y el negro sus colores históricos.

Flandria arrancó en la Primera C venciendo a Alumni de Villa Urquiza por 5-3 y finalizó su primera participación en el fútbol de AFA con un lejano undécimo puesto, a 27 puntos del campeón Colegiales. Creada la Primera D (se llamaba Fútbol Aficionado en aquellos años) se ubicó allí y ganó el torneo de 1952, alcanzando el subcampeonato de la C al año siguiente, cinco puntos por detrás de Defensores de Belgrano. Repitió el segundo lugar en 1954 y pudo inaugurar su cancha, el Estadio Carlos V, el 9 de julio de 1960 cuando recibió al Deportivo Español.

Lentamente fue creciendo en la parte deportiva y alcanzó su mejor campaña cuando en 1972 compartió el segundo puesto con Sarmiento de Junín, a quien venció por 3-1 en un desempate jugado en la cancha de Ferro. Así, ganó el derecho a jugar por primera vez en la B, con un grupo de jugadores que después se destacarían en otros equipos como Luis María Orlando (goleador de Platense en 1976), Miguel Ferreras (puntero derecho de Racing en 1977/78) y Julio Apariente, delantero de Quilmes, Ferro y Boca en esa década.

Por esa razón, recién en 1973 pudieron jugar por primera vez Platense y Flandria.Quedará en la historia el primer choque en Jáuregui: fue el 31 de marzo de aquel 1973, cuando el Calamar se impuso por 3-0 con goles del veterano José Mesiano, Miguel Álvarez y el tucumano José “Cucaracha” Sánchez. Después de tres empates y una derrota, la competencia deportiva los puso nuevamente enfrentados cuando Platense descendió a la Primera B Metropolitana en 2003.

Aquella tarde, un 1° de febrero de 2003, el Marrón triunfó por 2-0 con tantos de Fernando Sánchez y Gustavo Sever. Se volvió a ganar allí cuando el ascenso de 2006, por 3-1 con goles de Pablo Casado, Acosta Cabrera y Giarrizo. La última victoria ocurrió en septiembre de 2012, cuando Rodrigo Acosta, en tiempo de descuento, conquistó el gol del triunfo.

El resumen es ampliamente favorable a Platense: 22 partidos, con 12 triunfos Calamares, 3 éxitos de Flandria y 7 empates. La distancia en goles también es considerable: 30 contra 15.

AF