“Fue algo heróico”

17

Alejandro Alfaro Moreno fue uno de los protagonistas del partido que Platense le ganó a River Plate en el Monumental por 3 a 2 con tres goles del “Pampa” Gambier. Desde Guayaquil, Ecuador, donde está radicado y vive actualmente, el ex jugador dialogó con cap.org.ar para recordar aquella epopeya 25 años más tarde…

¿ Qué recuerdos se te vienen a la cabeza cuando se cumplen 25 años de aquél triunfo ante River Plate ?
Recuerdo lo duro que fue todo, lo mucho que sufrimos para llegar a esa instancia decisiva dependiendo de nosotros mismos. Nunca bajamos los brazos. Perdíamos con River 2 a 0 y yo miraba hacia arriba, hacia la popular alta del Monumental, donde estaba la gente de Platense y lloraba. Lloraba pero corría y encaraba, no me lo olvido más. Llegaron los 3 goles de Gambier y el empate de Rosario Central con Temperley, lo que forjó a un desempate con el equipo del sur.

¿ En qué momento creíste que el milagro podía ser posible ?
Después del primer gol. Se dio en un momento muy favorable para el equipo, los teníamos metidos en un arco y atacábamos hacia el lado donde estaba la hincha de Platense que no paraba de alentarnos para que lo diéramos vuelta.

El primer gol de Gambier llegó de una asistencia tuya, ¿ lo recordás ?
Fue una jugada por izquierda, mando un centro y el “Pampa” (Gambier) la empalma como viene. Entró con unas ganas terribles.

Contame ese pitazo final y lo que se vivió en aquél vestuario…
La locura primero fue adentro de la cancha. Nos abrazábamos y llorábamos. Queríamos quedarnos a vivir ahí. Sobre todo porque muchos de nosotros éramos pibes del club y habíamos crecido juntos. Después seguimos festejando adentro del vestuario y afuera con nuestras familias que habían sufrido con nosotros. La alegría duró solo un ratito: de ahí nos fuimos directo a concentrar para el partido definitorio con Temperley. ¡Todavía faltaba lo mejor!

Mucho se dijo de ese partido. Se llegó a rumorear que estaba arreglado. ¿ Qué opinión te merece ?
Nunca le presté atención a ningún comentario. Hubiese sido más fácil arreglar un 1 a 0 y no sufrir tanto, ¿no?. Fue heroico y lo voy a guardar toda mi vida en el corazón.

¿ Fue uno de los partidos que más te marcaron como jugador ?
En Platense sí. Para mí fue un punto de inflexión en mi carrera. Me dio confianza. Después de ese día hice el gol en la definición con Temperley y en la siguiente temporada fui uno de los goleadores del fútbol argentino donde me citaron para la selección Argentina.