En otro cierre muy emotivo, Platense consiguió dar vuelta un partido complicado en Junín para quedarse con la victoria por 91-87 frente a Argentino. El equipo del Cholo Vázquez llegó a perder por 12 puntos, pero en una constante ya de este grupo, lo revirtió con un gran último parcial. Julián Morales fue el goleador del Marrón con 21 puntos (2 rebotes y 3 asistencias). Ahora se viene Independiente de Oliva (Córdoba) en casa.

La noche en el “Fortín de las Morochas” arrancó tan pareja como trabada y cortada. Ambos equipos imponían su vértigo, pero en forma desordenada. El local empezó mejor de la mano de un intratable Jonatan Slider (máximo anotador del juego, con 35 puntos), quien de movida clavó dos triples para la primera ventaja. El revulsivo que significaron Santi Barrales y Alejandro Alloatti, desde el banco, le permitieron a Platense controlar mejor el cierre y se terminó yendo al concluir el parcial inicial abajo por la mínima: 21-20.

El Calamar ajustó la defensa a partir del segundo segmento y cerró la pintura con el buen trabajo de los internos Alloatti y el norteamericano Owens. El encuentro siguió siendo equilibrado y comenzaron a cambiarse tanto por tanto como así también el dominio en el tanteador. Sin embargo, los dirigidos por el Cholo Vázquez carecieron de claridad ofensiva al momento de la definición, situación que les impidió obtener el control rumbo al entretiempo y se fueron en desventaja por 39-36.

De regreso al complemento se vio lo mejor de Argentino. El foráneo Mascio Mc Cadney se encendió por unos minutos, anotó 8 tantos en forma consecutiva, y resultó vital para que el local tomase una ventaja de 12 puntos (51-39) al promediar el tercer cuarto. No obstante ello, Platense volvió a resurgir como en juegos pasados. De la mano del uruguayo Nicola Pomoli, Víctor Fernández y el interminable Ale Alloatti comenzó a limar la distancia y se fue solo tres abajo al cierre del penúltimo parcial: 62-59.

Los nervios y la tensión que se vivió al ingresar al segmento definitivo le jugaron una mala pasada a ambos equipos, porque cayeron en pérdidas de balón o apuros en la definición. Sin embargo, el Marrón contó con la aparición de Julián Morales, quien tras aportar 10 puntos en cadena le permitió a Platense pasar al frente. Y además, deslumbró un Nico Pomoli esplendoroso marcando un triple clave a falta de 35 segundos para sacar cuatro de ventaja; y luego otra vez, con un canasta con 22 segundos en el reloj para poner las cosas 87-83. La sentencia llegó desde la línea de libres de la mano de Víctor Fernández, quien encestó cuatro consecutivos para desatar el festejo del conjunto del Cholo que vive un momento inmejorable.

Con récord de 11-7, el Calamar se afianzó en el lote de arriba y ahora tendrá tres juegos seguidos en condición de local. El primero será este miércoles cuando reciba a Independiente de Oliva (Córdoba) en el microestadio Ciudad de Vicente López. ¡Todos a seguir acompañando al Marrón!

Las estadísticas del cotejo ante Argentino están aquí: https://estadisticascabb.gesdeportiva.es/proximos-partidos?partido=138655

 

Crónica: Arturo Puig || Fotos: Gentileza Prensa Argentino (Junín)

Departamento de Prensa C.A. Platense