En un partido muy parejo e intenso, Platense se quedó con una victoria muy importante ante el equipo de Boedo por 88-82, en Vicente López, y en el marco de la novena fecha de la fase regular de la Liga Nacional de Básquetbol. Con goleo repartido y varios jugadores en alto nivel, el uruguayo Nicola Pomoli terminó siendo el más destacado con una planilla de 19 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 1 robo.

El primer encuentro entre Platense y San Lorenzo de esta temporada tuvo un arranque muy intenso. Por el lado de la visita, Emmanuele Quintans propuso un juego desde el perímetro hacia la pintura, con Lucas Perez y Tomás Rossi como referentes (ambos con 6 tantos respectivamente), para conseguir la primera racha por 7-2. Luego, el conjunto dirigido por el Cholo Vázquez ajustó la defensa con transiciones en zona 2-3 y una marca individual bien arriba. El partido se fue emparejando con el pasar de los minutos y el “Calamar” halló las claves en el juego interno con Ale Alloatti (6 puntos) para cerrar el cuarto al mando por 21-16.

Al segundo periodo, el “Marrón” continuó insistiendo con su estilo de juego en equipo e interno para extender la diferencia a 25-16 (máxima), en los primeros dos minutos. Quintans solicitó tiempo muerto y ajustó su retaguardia también con zona y cerrando la pintura cuando entraba la pelota al fondo. El norteamericano DeMarco Owens fue pieza fundamental para manejar la ofensiva de “Tense” con 10 puntos. El “Cuervo” dejó en manos de Lucas Pérez la definición (13 en la primera mitad) y cerró el marcador en su favor con 37-34 al descanso.

Para la segunda mitad, la sintonía siguió por las vías de la paridad. Convertía uno y al instante el otro respondía. Cada posesión tenía un valor agregado a la anterior. Ambos equipos siguieron con los mismos planteos, pero la diferencia pasó por las rachas. En el cierre, el equipo de Boedo sacó una distancia de 7 tantos que obligó al Cholo a solicitar minuto. Tras esa charla, el local plantó una zona 3-2 y encontró variantes en el perímetro con los grandes aportes del uruguayo Nicola Pomoli y Víctor Fernández (11 y 13 respectivamente) para ir al último abajo solo por un doble: 61-63.

En el definitorio, la historia se fue tornando más y más pareja, pero los jugadores que tuvieron un rol trascendental en el apartado anterior continuaron siendo importantes para Platense. El ataque “Calamar” fluyó mejor, buscando la mejor opción de tiro y aumentando la eficacia en triples (3 de 5). Por otra parte, la defensa logró encontrar la manera de anular a Lucas Pérez con una transición de 4-1 y defender seguidor. El base del “Cuervo” no logró encestar en el último y la pelota pasó por las manos de Lugo y Rodriguez, quienes no llegaron a tener la misma contundencia. Una buena racha de 10-4 fue la sentencia del partido y la victoria del “Marrón” por 88-82.

De esta manera el equipo de Alejandro Vázquez cortó una racha negativa de dos derrotas consecutivas para quedar con récord de 4 ganados y 5 traspiés. El próximo viernes 2 de diciembre recibiremos a La Unión de Formosa.

El resumen estadístico del encuentro, en este link: https://estadisticascabb.gesdeportiva.es/proximos-partidos?partido=138353

Crónica: Ignacio Ruggeri || Fotos: Gonzalo Colini

Departamento de Prensa C.A. Platense