En un partido complicado y ante uno de los candidatos al título, Platense fue derrotado 89-81 por Gimnasia de Comodoro Rivadavia, en Vicente López. El “Gigante de la Patagonia” fue superior durante todo el compromiso, aunque el equipo del Cholo Vázquez dio pelea hasta el final. El norteamericano DeMarco Owens, con 22 puntos, fue el máximo anotador “Calamar”. 

La paridad que hubo en el encuentro en el Sur continuó en los primeros minutos de este nuevo cotejo entre ambos, ahora en Vicente López. Platense y Gimnasia arrancaron con estilos muy marcados. Por un lado, el “Marrón” buscando la mejor opción de tiro con un juego colectivo y los puntos de Demarco Owens (10 en el cuarto). Por el otro, la dinámica de la visita transitó en la generación de juego desde el perímetro con las conversiones de Barreiro y Gramajo (8 y 5, respectivamente). Las diferencias se marcaron en la efectividad de los lanzamientos: “Tense” estuvo muy flojo desde el tiro externo, marcando uno solo de nueve intentos de triples; mientras que el “Verde” cosechó un 35% para irse al mando del primero por 18-15.

Para el segundo apartado, el trámite del encuentro lo controló el equipo de Martín Villagrán. El “Calamar” siguió apostando por los puntos en la pintura y mejorando la consistencia defensiva con la presencia de Alloatti hasta ponerse a un doble por debajo (21-23). Sin embargo, el “Gigante de La Patagonia” cambio su manera de jugar y se dirigió a la zona interna con el aporte de Mencía y DeVaughn (ambos se combinaron con 16 tantos) para culminar la primera mitad con una máxima de once: 41-30.

Al tercero, la sintonía tuvo las dos caras de la moneda. El “Verde” prolongó su dominio en ambas facetas del juego y llegó a distanciarse por una máxima de 22 puntos (54-32). No obstante ello, se vio a un Platense retomando con sus ideas y sin bajar los brazos para acortar distancias para irse al último con una luz de esperanza. A destacar en este parcial, la gran contribución de Ale Alloatti (6 tantos), Owens (8) y el punto sobre la chicharra de Julián Morales para cerrar el cuarto solo seis abajo: 57-63.

En el definitorio, los dirigidos por Alejandro Vazquez fueron en busca de dar vuelta el resultado, pero les faltó la regularidad y constancia, algo que sufrió durante el desarrollo del partido. El claro ejemplo fue el magro porcentaje de triples con un 4/20 y la baja efectividad de libres 11/17. El equipo de Villagrán continuó marcando su juego desde Mencía (25 tantos y 11 rebotes) y Barreiro (19 puntos y 6 rebotes) para sentenciar la victoria en su favor. El “Marrón” quedó con record de 3 ganados y 5 traspiés, pero intentará retomar la senda triunfal este domingo ante San Lorenzo, nuevamente en casa.

Las estadísticas del juego, aquí:
https://estadisticascabb.gesdeportiva.es/proximos-partidos?partido=138381

Crónica: Ignacio Ruggeri || Fotos: Gentileza Esteban Altamiranda

Departamento de Prensa C.A. Platense