Inconcluso, por el agua y por Barraza

18
flecha

El partido entre Los Andes y Platense fue suspendido a los 17 minutos del segundo tiempo por el árbitro Julio Barraza, debido a la gran cantidad de agua acumulada dentro del campo de juego por la lluvia que asechó a la ciudad a lo largo de todo el día. El marcador estaba igualado en cero.

La lluvia torrencial que cayó en Buenos Aires durante toda la mañana, hizo suspender a la mayoría de los partidos del ascenso programados en el día de la fecha, sin embargo, el buen estado del campo de juego que mostró el estadio Eduardo Gallardón, permitió que Julio Barraza finalmente decidiera jugarlo.

Con los ingresos de Facundo Melivilo, Hugo Barrientos, y Nahuel Pansardi entre los titulares, Pedro Damián Monzón, salió a jugar con tres modificaciones respecto al once inicial que derrotó a Flandria 3 a 1 en Vicente López. El entrenador buscaba obtener su primer triunfo en condición de visitante y para ello, salió a buscar la victoria desde el inicio, a tal punto que al minuto de juego, Daniel Vega tuvo la oportunidad de poner en ventaja a la visita tras una muy buena jugada de Melivilo, pero Gagliardo le negó el grito de gol.

Pocos minutos más tarde, la lluvia volvió a hacerse presente en Lomas de Zamora, lo que dificultó el buen desempeño del juego y provocó que el partido entre en una meseta. El agua empezó a acumularse dentro del campo de juego, impidiendo que la pelota circulara con normalidad. Esto generó que más de un jugador siguiera de largo tras una frenada abrupta producida por los charcos o se abusara del pelotazo.

El encuentro era parejo, la lucha estaba centrada en el mediocampo y las jugadas de riesgo, que eran muy pocas, se generaban más por errores e imprecisiones que por una buena jugada colectiva. Así se fueron los primeros cuarenta y cinco minutos de un partido muy errático, muy peleado y con el agua como principal protagonista de la jornada.

A pesar de que en las tribunas los hinchas percibían una posible suspensión, el árbitro pitó el inicio del complemento y la pelota comenzó a rodar, siempre en sentido figurativo, ya que ningún jugador podía correr con pelota dominada. Platense tuvo una situación clara luego de una volea de Flores que picó en el piso y habilitó a Daniel Vega, sin embargo, dos defensores llegaron a cruzarlo impidiendo que rematara al arco con comodidad.

Por su parte, Los Andes avisó con un centro de Bravo que se le escapó de las manos a Flores y que finalmente el delantero no pudo conectar. Estaba claro que si alguno de los dos equipos abría el marcador iba a ser mediante algún error.

Cuando se disputaban 17 minutos del segundo tiempo y todo indicaba que el partido se completaría, Julio Barraza llamativamente decidió suspenderlo. Una decisión correcta desde el sentido de la justificación, pero incomprensible desde el punto de vista del momento del partido. La cancha estaba inundada de agua, es cierto, pero así lo estuvo en prácticamente los 60 minutos que se disputaron hasta la suspensión, por lo que era más fácil terminarlo que postergarlo. Si la intención era la de suspender el encuentro, tenía motivos de sobra para hacerlo con anterioridad.

Ahora Platense deberá enfrentar a Acassuso el miércoles (toda la fecha 7 se juega entre semana) a las 21 hs en el estadio Ciudad de Vicente López y esperar la resolución de la AFA para ver cuando tiene que disputar los 28 minutos restantes que le quedan al partido con el milrayitas.

Comentario: Andrés Ignacio Stahler

Imágenesseparador

{joomplu:768}
{joomplu:769}
{joomplu:770}
{joomplu:771}
{joomplu:772}
{joomplu:773}
{joomplu:774}
{joomplu:775}
{joomplu:776}
{joomplu:777}
{joomplu:778}
{joomplu:779}
{joomplu:780}
{joomplu:781}
{joomplu:782}
{joomplu:783}
{joomplu:784}
{joomplu:785}
{joomplu:786}
{joomplu:787}
{joomplu:788}
{joomplu:789}
{joomplu:790}
{joomplu:791}
ver más imágenes

Fotos: Yanina Padovano