Las Calamares ya piensan en el reinicio del Torneo Rexona

427

El plantel del Club Atlético Platense comenzó este martes, en el Predio Alejandro Mariani Dolan, los trabajos de pretemporada para la reanudación del campeonato de Primera División de AFA, con la meta clara de mejorar lo hecho hasta aquí y lograr un buen cierre.
A cargo del preparador físico Nahuel Martínez y el entrenador de arqueros Gustavo Aguirre, el entrenamiento de las jugadoras consistió en una entrada en calor con movilidad articular, activación con coordinación y velocidad, para luego continuar con 9 bloques intermitentes anaeróbicos y finalizar con ejercicios livianos con pelota. Desde este jueves, ya el trabajo incorporará sesiones de gimnasio y trabajos de velocidad orientados a lo aeróbico.

Por su parte, las arqueras realizaron tareas específicas orientadas al desplazamiento y reposicionamiento con remates, ejercicios de fuerza abdominal y brazos con potencia de piernas.

No estuvieron en esta primera práctica, las convocadas a la selección Argentina Sub-17: la arquera Magalí Videla, la mediocampista Lourdes González y la atacante Magalí Natta.

Con relación a las altas y bajas que tendrá el plantel para esta segunda mitad de la campaña, en el rubro incorporaciones restan detalles para que se sume la delantera Sabrina Rincón (Liga de Olavarría), mientras que entre las desvinculaciones hasta el momento las únicas confirmadas son: la mediocampista Brenda Armella y las defensoras Yanina Méndez y Romina Díaz.

En el marco de la preparación, aún resta determinar si habrá algún partido amistoso previo a la reanudación del certamen, que lo tendrá a Platense visitando a Gimnasia LP por la 12ª Fecha de la Primera Etapa.

Por último, en un gran avance para la actividad, se logró que tanto el plantel profesional como la reserva trabajen todo el año en el Predio “Mariani Dolan”, con cancha de césped sintético disponible y en horarios ya determinados con antelación que no sufrirán modificaciones. Entre varios factores, se tomó la decisión para preservar la seguridad de nuestras jugadoras que en varios casos regresaba muy tarde a sus casas, de noche, y tomando en cuenta que los encuentros oficiales del torneo se juegan en horarios diurnos. De esta forma, se le puede dar mayor previsibilidad y organización al trabajo, evitar cambios de último momento y postergaciones de prácticas por lluvia en pos de seguir dando pasos que ayuden a seguir creciendo.