Platense se llevó el primero en un vibrante final

103

En tiempo suplementario y lejos de su mejor versión, el número uno de la Temporada Regular superó a Deportivo Viedma por 75-73 en los segundos finales y se llevó el primer juego que abrió una de las series de semifinales de la Conferencia Sur. El camerunés Gastón Essengue con 25 puntos y 8 rebotes, al igual que Pablo Bruna con 21 tantos y 12 asistencias, resultaron determinantes para el festejo Calamar.

Muchos nervios, poco juego y errores varios marcaron el inicio del encuentro inicial de la llave. Los primeros diez minutos transcurrieron bajo una serie de pérdidas, poca efectividad y falta de regularidad en los ataques de ambos equipos. De hecho Platense tardó 4 minutos en abrir el marcador con un triple de Pablo Bruna, que le sirvió para pasar al frente ya que el “Depo” tampoco estaba certero en sus lanzamientos. El local llegó a ponerse 9-4 con el andar del parcial, pero se fue arriba solo por uno (11-10) al término del tramo.

La tónica del partido no varió en el segundo segmento.  El equipo del Cholo Vázquez se fue complicando y con poco la visita comenzó a tomar el control del tanteador. Platense jugaba mal, no progresaba en ataque y no encontraba variantes que lo metieran en partido. Así las cosas, Viedma empezó a sumar y a falta de 4’18” para el entretiempo había sacado una ventaja máxima de doce (26-14) que le daba comodidad, pese a que la sumatoria de faltas se vislumbraba como un problema. El tiempo pedido por el banco Calamar resultó ser un despertador para el equipo y con un parcial de 11-0 quedó abajo solo por uno hacia el cierre del cuarto. Un triple de Pedro Franco y luego una bandeja de Pablo Bruna (13 pts. en la primera parte) dejaron el marcador 29-27 para el elenco rionegrino.

La paridad prosiguió en el tercer segmento. Platense buscaba hacerse fuerte en la pintura de la mano de Gastón Essengue y Cedric Blossom, pero el partido no lograba armarse y se repartían el liderazgo en el tanteador. El Marrón se puso 44-39 a falta de 1’44” y daba la sensación que tomaría las riendas del juego, pero no. Los patagónicos nuevamente encontraron el canasto y el tramo se cerró con apenas un doble de distancia en favor del local (47-45).

Con un triple de Lucas Pérez se abrió el cuarto período, pero respondió Essengue desde la zona pintada. Platense se puso 51-50 y a partir de allí volvió a caer en las equivocaciones de la primera parte que lo llevaron a perder el control. Con un parcial de 9-0 por 6 puntos de Kenneth Jones y un triple de Franco, Viedma supo aprovechar ese momento y pasó al frente por 59-51 para encender todas las alarmas en Vicente López. Lo curioso es que tras un tiempo muerto solicitado por José Luis Pisani, el que volvió a resurgir fue el Calamar para igualar las acciones en 59, con un bombazo de Felipe Pais y 5 tantos consecutivos de Essengue, con 1’47” en el reloj para el final. Sin embargo, ninguno de los dos pudo ganarlo en el tiempo regular y con dos lanzamientos libres del propio pivote camerunés a falta de un segundo y con toda la presión, el juego se fue al suplementario.

El nerviosismo fue el gran protagonista de los 5 minutos del tiempo extra. Viedma se vio claramente en desventaja, por la pérdida de Ayan Nuñez de Carvalho, Keyron Sheard por faltas y Kenneth Jones jugando al límite. Sin embargo, Platense no pudo aprovecharlo. El Depor llegó a estar 70-66 luego de una canasta de Jones, pero a falta de 36 segundos, el local volvió a pasar al frente luego de una bandeja de Lucas Goldenberg. Pedro Franco falló un intento de tres puntos y desde la línea de libres Felipe Pais metió el primer disparo, pero malogró el segundo. Alejandro Pappalardi tomó el rebote y le cometieron falta, pero también logró 1 de 2 para poner el 73-70 con 18 segundos en el reloj. El Calamar no cortó con infracción y Lucas Pérez clavó un tremendo bombazo para establecer el 73 iguales a falta de 7 segundos. Tras el tiempo muerto solicitado por Platense, Gastón Essengue le dio la conversión debajo del canasto para darle el triunfo por 75-73, que casi no es tal, si el tiro de Joaquín Sánchez desde su propio campo en lugar de repiquetear dentro del aro dos veces y salir, termina adentro en un final tan increíble como emocionante en Vicente López.

 

Síntesis

PLATENSE (75): Pablo Bruna (21), Juan Pablo Lugrin (3), Felipe Pais (7), Cedric Blossom (8), Gastón Essengue (25) (F.I.);  Lucas Goldenberg (3), Alejandro Pappalardi (3) y Genaro Lorio (5). No ingresaron: Julián Ruiz, Bautista Menna y Giuliano Michelangeli.
DT: Alejandro Vázquez / Asistentes Técnicos: Héctor Carreras y Federico Renzetti.

DEPORTIVO VIEDMA (73): Ayan Nuñez de Carvalho (8), Lucas Pérez (10), Keyron Sheard (7), Lucas González (12), Kenneth Jones (19) (F.I.);  Pedro Franco (7), Maximiliano Tabieres (4), Joaquín Sánchez (0), Matías Eidintas (0), Mateo Wajsglus (2) y Ramiro Méndez Alvarez (4).
DT: José Luis Pisani / Asistente Técnico: Iván Ludueña y Leonardo Sandón

Parciales: 11-10/ 16-19 (27-29) / 20-16 (47-45) / 15-17 (62-62) / 13-11 (75-73).

Árbitros: Mario Aluz, Leonardo Barotto y Cristian Alfaro.

Comisario Deportivo: Jorge Morales.

Micro Estadio: “Ciudad de Vicente López”.

Fuente: Platense Básquetbol.