Con la pólvora mojada

252

Platense igualó sin goles como local ante Villa Dálmine en un partido cambiante, en donde el “Calamar” tuvo sus posibilidades de triunfo en el primer tiempo y la visita casi lo gana sobre el final. Más allá de la igualdad, lo más destacado fueron los primeros minutos de juego de Facundo Curuchet tras superar su lesión.

Arriba: Jorge De Olivera, Elías Borrego, Nahuel Iribarren, Cristian Amarilla y Abel Luciatti. Abajo: Ezequiel Gallegos, Nicolás Morgantini, Hernán Lamberti, Juan Infante, Gianluca Pugliese y Crisitian Amarilla. Estos once jugadores iniciaron el partido ante Villa Dálmine, que terminó 0-0.
Un desborde más de Nicolás Morgantini que, sobre todo en el primer tiempo, fue la llave de ataque para Platense sobre el sector derecho.
Por octava vez en el campeonato, y por segunda consecutiva, Jorge De Olivera mantuvo en cero el arco de Platense. En condición de local, la última vez que no recibió goles fue en la fecha 9, con el triunfo 3-0 ante Nueva Chicago.
Dieciocho minutos del segundo tiempo. El momento de máxima emoción y de mayor ovación de la noche. Ingresa Facundo Curuchet, tras estar cinco meses alejado de las canchas, en reemplazo de Cristian Amarilla.