A 41 años del regreso de Platense a Primera División

116
Gol del ascenso Platense Villa Dálmine 1976

Nuevamente llegó el 13 julio. Una vez más, la memoria marrón y blanca nos traslada a esa noche de 1976 en donde Platense, como tantas veces en su historia, escribió una página gloriosa en su vuelta a la Primera División del fútbol argentino. Ese gol de Juan Carlos Pilla ante Villa Dálmine no fue un gol más, fue el tanto que devolvió al “Calamar” a ese sitial de privilegio que tanto se añora.

Tengo que hablar del partido y lo único que puedo recordar es que se jugó en cancha de Vélez. Que el rival era Villa Dálmine. Porque todavía vivo la euforia: uno como periodista no puede de ninguna manera despojarse de su objetivdad. Intenta siempre volcar sobre el papel lo que realmente ven sus ojos.

Ya alguna vez en estas páginas dije que Platense era el equipo más regular, con un nivel humano sensacional que podía llevar a buen puerto la hazaña de ascender. Este equipo que se fue conformando de a poco, con la sabiduría de un hombre como Juan Manuel Guerra, quien sin lugar a dudas es el padre de la criatura.

Criterio, Fe y Ganas. Un campeonato logrado con esos sencillos elementos. Una alegría impaga y tengo que hablar del partido y se mezclan las imágenes. El griterio ensordecedor de una hinchada seguidora y fiel a la salida de su equipo. Dándole en una noche fria un calor humano propio de los creen de verdad. En el milagro que se hizo realidad. Me acuerdo de la cara de don Manuel en la concentración de Luz y Fuerza, su preocupación, pero su inquebrantable confianza. En ese peldaño que faltaba para edificar una felicidad total. Sus lágrimas después en los vestuarios. El rostro de ese joven preparador físico bañado en llanto. Abrazado a su padre, Anibal Vidal, una parte grande de este halago.

Pero voy a intentar hablar algo del partido. La tranquilidad de Villa Dálmine contra el nerviosísmo de Platense. Un encuentro delineado de esa manera. Con los matices propios de esa clase de enfrentamientos. Uno quiere y no puede. Otro intenta con más tranquilidad pero no consigue su objetivo. Del primer tiempo sobresale ese amargo momento donde Oviedo hizo latir el corazón calamar a más de mil revoluciones por minuto. Bombazo impresionante que salió afuera. El gol que pierde Pérez. El remate que devuelve el el travesaño producto de un rebote que toma Pilla. El primer tiempo no tiene más para dar…mucha pierna. Con ese arbitraje impecable que le da Carlos Espósito, quien fue el lujo del partido, llevándolo como su mentalidad lo requiere. Y se fueron los primeros 45 minutos, donde se jugó más con las portátiles en la oreja que en la propia cancha de Velez.

Hasta que llega el gol, 12 minutos, Morelli se lleva una pelota de guapo, va por el lateral izquierdo, llega Arias y es foul. Ulrich lo manda pasado a ese enjambre humano que es el área. Centro pasado y aparece Pilla, Frentazo y entonces el Amalfitani parece crujir. Ya no importa más nada, solo hay que esperar el milagro en cancha de San Lorenzo. Donde Almagro-Lanus juegan la otra semifinal.

Gol del ascenso Platense Villa Dálmine 1976

Y si faltaba una emoción para dejar un tendal de “heridos”, el relator, que aclara… ” viene el gol … Goool de Almagro… y no importó quién lo hizo, todos se abrazaron, hubo llanto, lágrimas, pañuelos que salieron a relucir. El partido no importó más, sólo cuántos minutos iban en San Lorenzo. Hasta que llegó el desborde general. Platense ascendía a primera “A”. La justicia se daba la mano en Liniers…

festejos en velez

Al vestuario van llegando los jugadores. Hay lágrimas de hombre en Lamadrid. El primero en llegar al vestuario es Pavón, tiene un ataque de felicidad, donde se entremezclan el llanto, las ganas de volverse loco, de gritar. Todo en un minuto, lo que pasó después es propio de un triunfo de esta naturaleza; el actor principal fue el delirio. No existió en nlngun momento la tranquilidad. El presidente Shaffer no entendía nada… Balbuceaba cualquier cosa, estaba sumido en un estado de felicidad imposible de descifrar. Quizás el abrazo que mas sentí fue el de Pérez Guarch… Lloró por largos minutos. Se confundió en un apretado saludo con todos. Carlos Griolli, Montoto, Decarolli, todos…

El vestuario fue un sólo grito. una sola balada. “Olé… olé olé .. . nos despedimos de la B .. ” Saavedra se confundia con Vicente López en un mano a mano, las dos ciudades con la alegría de saber que un hijo pródigo le dio el alegrón más grande de los últlmos tiempos. Y con esas imágenes nos fuimos…

Agraciadamente nuestra tarea peridistica una vez más la sal de un campeonato. De saber que esta muchachada “calamar” supo ganarse con creces esta realidad.

Y cómo sustraerse a ese panorama… Platense comenzó a ganar este campeonato en enero, allá cuando nadie daba un sólo céntimo por el equipo. Salud Calamares!… Salud Platense Campeón…

Síntesis

Villa Dálmine (0):
Cefo (6), Arias (5), Marlnleh (6), Zeballos (6) y Morales (6), Fuentes (6), Martinez (7), Vazquez, (6), Silva (6), Oviedo (6) y Benitez (6).
Suplentes: Durleh, Camísso, Redondo, Connite y Ramieri.
D.T.: Rodolfo Bettlnotti

Platense (1):
De Virgilio (7), Juárez (7), Giantti (7), Rivero (7), Morelli (8) y Pilla (6), Gomez (8), Perez (8), Orlando (7), Pavón (7) y Ulrich (7).
Suplantes: Torres, Pipastre111, Chiappe, Roa y Petti.
D.T.: Juan M. Guerra

Gol: 57´ Pilla (P)
Cambios: Connite por Fuentes (VD), Ramieri por Arias (VD) y Chiappe por Ulrich (P)
Cancha: Vélez Sársfield.
Juez: Carlos Espósito.
Recaudacion: 187.000.000 m$n.
La figura: Morelli (P).

(Jorge Galiñares
Revista Nuestro Ascenso n° 108 – Miercoles 14 de Julio de 1976).

 

{youtube}zGkClhidwfE{/youtube}

formación vs villa dálmine

 

“Platense Campeón 1976“: el camino.

En lo que respecta al desarrollo del campeonato, Platense quedó primero en la tabla de posiciones junto a Tigre, con 26 unidades. Detrás de ellos aparecían Villa Dálmine y Lanús con 24 unidades, Almgaro y Los Andes con 22 unidades. Estos seis equipos disputarían el hexagonal final en el que pelearían por el único ascenso que daba ese capítulo.

Partido a partido del Petit Torneo de 1976

1° Fecha (jugada el 29/6/76):

Platense 5: De Virgilio; Rivero, Juárez, Pilla, Gianetti; Gómez, Morelli, Pérez; Orlando, Pavón y Ulrich.
Suplentes: Ocampo, Pipastrelli, Chiappe, Roa y Marrero.
DT: Juan Manuel Guerra.

Almagro 1: Piazza; Belloni, Amato, Álvarez, Alí; Almeida, Macchi, Avalos, Figueroa; Gigliani y Centurión.
Suplentes: Tamburrini, Leguizamón, Flotta, Machado y Lamadrid.
DT: Héctor Colucci.

 

2° Fecha (jugada el 3/7/76):

Platense 0: De Virgilio; Rivero, Juárez, Pilla, Gianetti; Gómez, Morelli, Pérez; Orlando, Pavón y Marrero.
Suplentes: Torres, Pipastrelli, Chiappe, Roa y Peti.
DT: Juan Manuel Guerra.

Lanús 0: Crosta; Canio, Ojeda, C. Lodico, J. Lodico; Barrera, Epifanio, Suárez, Nani; Del Río y Crespo.
Suplentes: San Miguel, Benejú, Jerez, Dos Santos y Gutiérrez.
DT: Panzuto.

 

3° Fecha (jugada el 6/7/76):

Platense 1: De Virgilio; Rivero, Juárez, Pilla, Gianetti; Gómez, Morelli, Pérez; Orlando, Pavón y Marrero.
Suplentes: Torres, Pipastrelli, Chiappe, Roa y Peti.
DT: Juan Manuel Guerra.

Tigre 1: Cáceres; Pellegata, Montenegro, Zucarini, Giustozzi; Rubino, Fierro, Archaro, Mamerto Gómez; Maidana y Armando González.
Suplentes: Ferro, Alberto González, J. González, Grieso y Torales.
DT: Villarso.

 

4° Fecha (jugada el 10/9/76):

Platense 2: De Virgilio; Rivero, Juárez, Pilla, Gianetti; Gómez, Morelli, Pérez; Orlando, Pavón y Marrero.
Suplentes: Torres, Pipastrelli, Chiappe, Roa y Peti.
DT: Juan Manuel Guerra.

Los Andes 1: Menutti; Giorgi, Piñero, Agostinelli, Vañasco; Salvador, Díaz, Cantero, Lanza; Molina y Rojas.
Suplentes: C. López, J. López, Pizarro, Almela y Fernández.
DT: Jorge Ginarte.

 

Y llegó la última fecha, llegó ese 13 de julio de 1976. En la previa, todo estaba a pedir de Lanús porque llegaba puntero, con un envión anímico muy importante y dependía de sí mismo. Atrás estaba Platense, que tenía sólo tres resultados a su favor, de los cuales dos implicaban ir a un desempate, y aún más atrás Almagro, que tenía como única opción forzar un desempate.

La última jornada enfrentaba a Lanús – Almagro (en cancha de San Lorenzo), y Platense – Villa Dálmine (en cancha de Vélez Sarsfield). Como no tenían chances: no se disputó Los Andes – Tigre.
Las posiciones eran: Lanús 7; Platense 6; Almagro 5. Eso motivó gran cantidad de especulaciones, ya que las posibilidades eran:

1- Si Lanús y Platense ganaban: Lanús 9 (campeón); Platense 8; Almagro 5.
2- Si Lanús ganaba y Platense empataba: Lanús 9 (campeón); Platense 7; Almagro 5.
3- Si Lanús ganaba y Platense perdía: Lanús 9 (campeón); Platense 6; Almagro 5.
4- Si Lanús empataba y Platense ganaba: Lanús y Platense 8 (empate); Almagro 6.
5- Si Lanús y Platense empataban: Lanús 8 (campeón); Platense 7; Almagro 6.
6- Si Lanús empataba y Platense perdía: Lanús 8 (campeón); Platense y Almagro 6.
7- Si Lanús perdía y Platense ganaba: Platense 8 (campeón); Almagro y Lanús 7.
8- Si Lanús perdía y Platense empataba: Platense, Almagro y Lanús 7 (triple empate).
9- Si Lanús perdía y Platense perdía: Lanús y Almagro 7 (empate); Platense 6.

 

Plantel “Platense Campeón 1976

Arqueros:

Eduardo De Virgilio, Jorge Torres.

 

Defensores:

Hugo Cortés, Carlos Chiappe, Roberto Armando Gianetti, Miguel Arturo Juárez, Domingo Osvaldo Morelli, Juan Carlos Pilla, Fermín Pantaleón Rivero.

 

Mediocampistas:

Héctor Oscar Bernabitti, Carlos Gómez, Pedro Mastromauro, Roberto Pasucci, Eduardo Pipastrelli, Ramón Roa, Miguel Ángel Balmaceda, Osvaldo Pérez.

 

Delanteros:

Jorge Forgués, Manuel Goncebat, Gerardo Lucero, Ricardo Marrero, Luis María Orlando, Daniel Severiano Pavón, José Luis Petti, Ernesto Ulrich.

 

Cuerpo Técnico
DT: Juan Manuel Guerra.
P.F.: Aníbal Vidal.
Dr.: Jorge Suarez.
K: Arnérico Rubén Santini.
Enfermera: Rolindes “Roli” Santos.
Masajista: Nestor “Tío” Cafiel.
Utilero: Roberto “Gallego” García.

DEPARTAMENTO DE PRENSA – C.A. PLATENSE