Basquet

151

Historia del Básquet en Platense

El básquet de Platense nació en el velódromo que nuestro club tenía en el histórico predio de Manuela Pedraza y Crámer, junto al estadio de fútbol. En una cancha con el piso de polvo de ladrillo jugaba un equipo que se caracterizaba por su condición física y por una altura inusitada para la época. Borocotó, en la revista El Gráfico, los llamó por eso “Aviones”, apodo que perduró en el tiempo y que aún hoy es sinónimo de buen básquet.Eran la sensación.

Todos hablaban de ellos y fueron los primeros tricampeones en la Asociación del Básquetbol de Buenos Aires, en 1943, 1944 y 1945. Volvieron a ganar en 1953 y, en total, durante once temporadas, este Platense logró ocho competencias oficiales. Eran Federico Bemmi, Federico Grasso, Rafael Filadoro, Neri Legarreta, Berísimo González, Sigifredo Duant y el más alto de todos, el húngaro Juan Gazsó, de 1.95 m. También pasaron por nuestro club en esa exitosa década del ’40 Luis Bonelli, Néstor Borro, Francisco Cositorto, Eduardo Cruz, Roberto Gerard, Aníbal Hurrell, Luis Pedrero, Ernesto Royo, Eduardo Spraggon y Jorge Uranga.

Entre el 6 de febrero de 1943 y el 30 de octubre de 1948, los Aviones jugaron 292 partidos, de los que ganaron… ¡257!. Es decir, el 88 por ciento. Convirtieron un promedio de casi 33 puntos por partido y fueron campeones 18 veces, subcampeones en 6 oportunidades y terceros en 4.

Nunca quedaron por debajo del tercer puesto en los 28 torneos que disputaron. Después de unos años de un virtual abandono, el básquet renació en 1965, cuando Platense iniciaba su nueva etapa en el solar de Vicente López. Se jugaba en una cancha al aire libre y, en 1968, nuestro club consiguió el ascenso de tercera a segunda división en forma invicta.

En diciembre de 1972, llegó el ascenso a primera después de ganarle a Argentino de Castelar por tan sólo un punto de diferencia en el Luna Park. Integraban ese plantel: Cabado, Badaracco, Rodríguez, Marchese, Martín, Esteban, Chioddo, Iezzi, Franchini, Carceler, Hernández y Forray, dirigidos por Héctor Trotta.

El 25 de mayo de 1974 se inauguró el gimnasio cubierto y, más cerca de nuestros días, el básquet masculino siguió dando alegrías al club, sobre todo en los años ’80, en los que logró ascensos de categorías del primer equipo y campeonatos en mini y premini.

En 2007, el presidente de la Subcomisión de Básquet, Fernando Wendt, logró cumplir el sueño de tener una cancha con piso de parquet flotante. A partir de ahí, el básquet calamar vivió una serie de cambios y logros que comenzaron a dibujar un futuro prometedor.

En 2008, ante el retiro de la categoría Sub 23, Platense decidió inscribir un equipo de primera división en la Liga de Tres de Febrero, “repatriando” para eso a varios jugadores que se habían ido a jugar en otros clubes y también convocó a ex jugadores que habían dado que hablar años atrás. Ese mismo año, en su debut, ese equipo logró su primer ascenso de la C a la B y también su primer título de Campeón.

Finalmente, 2009 fue el año del retorno del básquet grande a Platense. Los equipos de Cadetes y Juveniles llegaron a los play-off. El equipo de Primera de la Liga Tres de Febrero logró el subcampeonato y un nuevo ascenso, esta vez a 1ª A. Y la otra Primera, la que juega en Capital Federal, también ascendió a 1ª A, quedando así a tan sólo un escalón del básquet profesional.

Tanta actividad, tanto éxito, hizo que se volviera a hablar de básquet por los pasillos del club. Diversos diarios, programas de radio y medios partidarios se hicieron eco de lo que los jugadores calamares fueron logrando. Pero lo mejor de todo… la gente volvió a la cancha !

Con Perfume de Mujer

En 1976, Platense se afilió a la Asociación Femenina de Basquetbol y, en 1979 ya jugaba en la primera división. De la mano del DT, Rodolfo Cassini comenzó en 1980 -y hasta 1987- a ganar en forma contundente todos los campeonatos en juego. Ese año, se organizó el 1er. Sudamericano de Mayores de Clubes Campeones de Básquet Femenino, con equipos de Brasil, Chile, Colombia y Argentina. Nuestro país estuvo representado solamente por Platense y se obtuvo un satisfecho segundo puesto.

En 1989, se obtuvo el campeonato de primera en sub-juveniles, el campeonato invicto de cadetas e infantiles y se ganó la Liga Nacional de Básquet Femenino. Un año después se consagró campeón de primera división en una jornada memorable en la que le ganó la final del torneo a Argentinos Juniors. Además de todos estos logros, el básquet femenino -desde 1992 a 1995- ganó todos los torneos oficiales, amistosos y copas en disputa, transformándose así en uno de los clubes más importantes de básquet femenino.

Más allá de todos los títulos que obtuvo, Platense siempre aportó jugadoras a la selección nacional, siendo un nombre de peso en su especialidad. Alguien llegó a llamarlas “Los Aviones con pollera”.

Nombres como Mara Goldin, Paula Albornoz, Karina Van der Wee, Andrea Galé, Sabrina Deasti, Marcela Colombo, Stella Spadaro, Diana Bañares, Susana Quatrocchi y Laura Nicolini, además del técnico Eduardo Pinto quedarán para siempre en la memoria del básquet femenino de Platense.

El Básquet Hoy

Compartir
Artículo anteriorBaby Fútbol 2017
Artículo siguienteBoxeo