“Es un orgullo representar al club”

44

Marcelo Nadin, jugador de Básquet de la categoría +35 del club, fue citado por la Selección Argentina +50 para viajar al Mundial de Orlando 2015, que se disputará a fin de mes en EEUU. Es la primera vez que un jugador de Platense representa a la institución en un torneo FIMBA. Adrián Muller, también viajará para jugar en la categoría +40.

-¿Qué sensaciones tenes de cara a este desafío que estas por enfrentar, jugar un Mundial para la Selección de Básquet y ser el primero en representar al club de tus amores en FIMBA?

-Es una doble emoción, primero por el hecho de jugar un mundial del deporte que amo y segundo poder representar a Platense, club del cual soy hincha. Conociendo como somos de fanáticos los calamares, realmente me llena de orgullo.

-¿Qué expectativas tienen a nivel equipo y en lo grupal, ya que están en un grupo muy complicado, con las poderosas Letonia, EEUU y Alemania?

-Si, lamentablemente nos tocó el grupo más difícil, ya que tenemos al anfitrión que son potencia de este deporte y seguramente querrán ganarlo de punta a punta, Alemania que tiene gente muy alta y los Letones que si bien son el rival más accesible también tiene gente muy dura bajo el aro. Realmente la idea es hacer el mejor papel y luchar partido a partido. Lamentablemente al tener jugadores de distintas provincias del país no tuvimos el tiempo de conocernos mejor pero sabemos que es una competición que tiene gran parte de diversión y no es tan competitiva., así que también iremos a divertirnos.

-Todos conocemos a tu hijo Douglas, reconocido hincha “enfermo” del calamar. ¿Cuánto influye él en toda esta pasión por los colores, y cuánto de vos hay en él?

-Douglas es mucho más loco que yo, porque yo me hice calamar con el tiempo en cambio el nació hincha, mamó los colores desde que vino al mundo yendo a ver mis partidos gateando. Es un enfermo del club, con decirte que en los últimos 2 años no se perdió ni un partido del torneo de +35. Creo que soy el espejo donde se mira y yo lo disfruto plenamente porque ver a su padre con 52 años que todavía tenga las ganas y la pasión de jugar seguramente lo reconforta y a mí me da más fuerza para seguir.

DEPARTAMENTO DE PRENSA
CLUB ATLETICO PLATENSE