Adiós a un “Avión”

77

Francisco Cositorto, ex integrante del gran equipo de Platense “Los Aviones” falleció en las últimas horas. Fue una de las glorias de este deporte en el club en una etapa dorada del básquet “calamar”.

El histórico equipo de básquetbol de Platense denominado “Los aviones” fue el primer tricampeón en la Asociación del Básquetbol de Buenos Aires (1943, 1944 y 1945). El apodo fue obra del recordado periodista “Borocotó” en la revista “El Gráfico” debido la gran altura de sus jugadores, además de una fortaleza física que no era común en la época.

Todos hablaban de ellos y fueron los primeros tricampeones en la Asociación del Básquetbol de Buenos Aires, en 1943, 1944 y 1945. Volvieron a ganar en 1953 y, en total, durante once temporadas, este equipo de Platense logró ocho competencias oficiales.

Además de Francisco Cositorto, a este mítico equipo lo integraban Federico Bemmi, Federico Grasso, Rafael Filadoro, Neri Legarreta, Berísimo González, Sigifredo Duant y el más alto de todos, el húngaro Juan Gazsó, de 1.95 m. También pasaron en esa exitosa década del ’40 Luis Bonelli, Néstor Borro, Eduardo Cruz, Roberto Gerard, Aníbal Hurrell, Luis Pedrero, Ernesto Royo, Eduardo Spraggon y Jorge Uranga.

Ir a Manuela Pedraza y Crámer no era solamente ver a Julio Cozzi o Antonio Báez –ídolos del fútbol- sino también darse una escapada por aquella cancha abierta que estaba dentro del velódromo que el club tenía junto al estadio de fútbol. Federico Bemmi y Federico Grasso (1,91 m.), Rafael Filadoro y Neri Legarreta (1,90 m.), Berísimo González (1,88 m.) y Sigifredo Duant (1,86 m.) eran algunos de los integrantes de este súper equipo y con posterioridad se incorporó, procedente de Independiente, el más alto de todos: el húngaro y olímpico argentino Juan Gazsó (1,95 m.).

Su rival más destacado fue San Lorenzo, un equipo totalmente distinto a los “Aviones”. Rápidos, más bajos de estatura y con marcación en zona. Se imponían asi dos estilos que marcaron al basquetbol en la década del ‘40. El conjunto “Azulgrana” fue el verdugo del calamar en aquella racha cortada de 56 partidos consecutivos sin perder entre noviembre de 1943 (22-24 vs. Estudiantes de La Plata) y septiembre de 1944, cuando triunfaron por 35 a 22.

Sin embargo, Platense fue el dueño del partido más importante y recordado, en aquella final de 1944 jugada en el Luna Park. Ante una multitud enardecida, el conjunto “Calamar” conseguiría una victoria agónica gracias a un doble de Duant, cuando faltaban pocos segundos y el marcador iba 35 a 34 en favor del elenco de San Lorenzo.

En total, en competencias oficiales y amistosas, “Los Aviones” jugaron 292 partidos, ganaron 257 (el 88,0 %) y perdieron 35. Convirtieron 9.572 tantos a favor (32,8 de promedio) y recibieron 7.090 en contra (24,3). De los 28 torneos disputados, fueron campeones en 18, subcampeones en 6 y terceros en 4. Sin lugar a dudas, el equipo de “Los Aviones” fue uno de los más grandes en la historia de este hermoso deporte en la Argentina.