Historial vs Dálmine

46

Campana está ubicada a 70 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Toma su nombre del español Francisco Álvarez de Campana, dueño de las tierras donde se construyó el pueblo, inaugurado en 1875. Sobre el río Paraná y muy cerca de Zárate, allí se fabricó el primer automóvil argentino, cuando el español Manuel Iglesias lo desarrolló y sacó a andar por las calles polvorientas de la ciudad, a fines del siglo XIX.

Villa Dálmine nació el 20 de noviembre de 1957, gracias al personal de la empresa Dálmine, que decidió darle el color violeta a su camiseta, para diferenciarlo de todas las demás. Se inició en la liga local y se afilió para jugar recién en 1961 en la hoy Primera D. Tuvo un éxito impresionante, porque fue campeón en su debut, con 25 triunfos y 2 derrotas. En la final, ascendió a Primera C tras superar a Arsenal de Sarandí.

En aquel primer equipo mítico de Dálmine se lució Horacio Torello, un habilidoso delantero surgido de Platense, que tuvo una buena trayectoria con la camiseta marrón y blanca: jugó 122 partidos y señaló 38 goles entre 1952 y 1958. Dálmine volvió a ascender, cuando en 1963 le ganó la final a All Boys en la cancha de San Lorenzo y quiso el destino que pudiera enfrentarse con Platense, el año del regreso Calamar a Primera A. Lo mismo ocurriría en 1976, cuando los violetas de Campana subieron a Primera B y fueron el rival del Marrón, aquella fría noche de 1976, cuando Platense logró el título y el retorno a la A. ¿ Habrá tercera vez ?
 
En 1964, empataron 1-1 en la pequeña cancha de Campana, con goles de Puerto para el local y del implacable mendocino Orlando Garro. En la revancha, jugada el 1° de agosto en el querido campo de Manuela Pedraza y Crámer, Platense aplastó a su rival por 5-0, con dos tantos de Garro, dos de Jorge Miranda y uno de Horacio Medina, de penal. Los otros dos encuentros se disputaron en 1976. Fue triunfo Calamar en la cancha de Atlanta por 2-1 (goles de Luis María Orlando y Daniel Pavón, descontando Bases) y el recordado triunfo con el cabezazo de Juan Carlos Pilla, para el ascenso a la A, en el estadio José Amalfitani.

El último cotejo se produjo el 8 de diciembre del 2012, en la vigésima segunda fecha del campeonato de Primera B Metropolitana 2012/2013, cuando el Viola sorprendió al Calamar en Campana al ganarle por 1 a 0, con gol de Héctor Arrigo tras un “blooper” en la defensa de Platense.

En suma: 6 partidos oficiales, tres triunfos de Platense, dos victorias para Dálmine y un empate. El año 2011 se enfrentaron por la copa Argentina en Vicente López y hubo empate en un gol. En los penales, Villa Dálmine eliminó a Platense, que presentó una formación alternativa.